De abril a diciembre desde nuestras instalaciones del puerto en Ribadeo, planteamos recorridos refrescantes y divertidos para navegar el estuario y la bocana de la ría. Con la bajada de la marea, aparecen “los tesones” bancos de arena que modelan y condicionan la ría. El agua se colorea de turquesa y colores vivos. La navegación es cómoda, sencilla y segura. Ofrecemos recorridos de hora y media con salida y llegada al puerto de Ribadeo. Aparte del interés deportivo, navegamos a los molinos de mareas, puertos de Figueras y Ribadeo, cruzamos el puente de los Santos y encaramos el Faro de Illa Pancha, cambiamos de la orilla Gallega a la Asturiana y llegamos a la playa de Arnao para realizar la vuelta por el acantilado de la vertiente asturiana. Esta ruta se puede concluir en la playa de Serantes, añadiendo otra hora a la actividad.

 

Otra de las rutas, (3h.) nos lleva por illa pancha a navegar por el desconocido acantilado gallego para cambiar de orilla y conocer un sinfín de sugerentes mini cuevas a las que solo se puede acceder en canoa. Con la pleamar, si el tiempo está un poco revuelto, el escenario se divierte provocando ondas de importancia, son estas las que con un poco de confianza solemos aprovechar para dar de comer un poco a la adrenalina. No conlleva peligro, los plásticos que usamos son grandes y con cámara de aire, lo que los hace involcables, pero el verse allí metido sí que puede provocar sensaciones fuertes. Se trata pues de actividad planteada para gente con un poco de experiencia que quiera llegar un poco más allá. En Ría de Abres, con pleamar, desarrollamos una actividad con salida y llegada al campo de la fiesta. Consiste en navegar la zona más interesante de la ría, tramo de vegetación ribereña y sugerente escenario para la diversión y el aprendizaje.